El gran camino no es difícil
para aquellos que no tienen preferencias.

Cuando ambos, querer y odiar, están ausentes
todo se vuelve claro y diáfano.

Sin embargo, haz la más mínima distinción,
y el cielo y la tierra se distanciarán infinitamente.

Si quieres ver la verdad,
no mantengas una opinión a favor o en contra.

La lucha entre lo que a uno le gusta
y lo que le disgusta
es la enfermedad de la mente.

Sosan